22-09-2015

Un poco de Historia... LA MÁQUINA DE COSER

A principios de 1800, la mayoría de la gente no tenía el dinero para gastarse en ropa, por no hablar de una muy pequeña selección de tiendas donde comprar ropa. En ese momento todo se realizaba a mano. Las familias cosían los pantalones, camisas, zapatos y vestidos con una aguja e hilo. Pero la máquina de coser cambió todo este panorama y el dio un giro a la humanidad.
La máquina de coser fue inventada por el inglés Carlos Weinssental en el año de 1705, posteriormente en 1834, el estadounidense Walter Hunt, diseñó una máquina de coser de doble hilo, siendo finalmente perfeccionada y patentada por Elías Howe en Norteamérica en el año de 1846.
Elias Howe nació en Spencer, Massachusetts, el 10 de julio de 1819. Al terminar la educación comenzó a trabajar como maquinista, una posición que fue elegido por él. El Señor Howe escuchó por primera vez algo referente a la máquina de coser mientras trabajaba en Boston con Ari Davis que se dedicaba a la reparación de instrumentos de precisión.
La gente había estado tratando de inventar un dispositivo por más de medio siglo en los Estados Unidos y también en el extranjero pero sin gran éxito. Sus manos trabajaron para desarrollar y perfeccionar su invento, y allí fue sobre principios del mes de abril de 1845, después de cinco años de incansable trabajo y la gran dedicación incesante donde se inventó la primera máquina de coser automática. Estaba lista para su funcionamiento, su solicitud de patente se completó 17 de mayo 1846 y se le concedió el 10 de septiembre 1846.
En 1851, Isaac Merritt Singer, un maquinista de Boston, Massachusetts, introdujo la primera máquina de coser a escala para uso doméstico. La patente se publicó 30 de mayo 1854. Aunque las primeras máquinas Singer se basan en el concepto de Howe, más tarde se patentó el brazo rígido y una barra vertical para mantener el paño contra el movimiento ascendente de la aguja.
A través de la década de 1850 más y más compañías se estában formando y empezaban las grandes demandas entre compañías por hacerse con el control de la máquina de coser. Howe presentó una demanda contra Singer por violación de patentes y gano. En 1856 se formó un grupo que constaba de las siguientes Marcas: Singer, Howe, Wheeler-Wilson, y Grover-Baker.
Estas cuatro empresas combinaron sus patentes, lo que significa que todos los demás fabricantes tenían que obtener una licencia y pagar $ 15 por máquina. Esto duró hasta 1877 cuando la última patente expiró. En este momento Singer pasó a desarrollar la máquina de costura continua y fundó la Singer Sewing Machine Company, que se convirtió en uno de los mayores fabricantes mundiales de máquinas de coser. La primera máquina de coser eléctrica de Singer para uso doméstico fue introducida en 1889.

[ Volver ]